10 claves para ser más productivos en el trabajo

  Marketing-online-pymes-barcelona

¡Feliz lunes! Empieza una nueva semana cargada de nuevos retos y oportunidades profesionales, pero también llena de sacrificadas jornadas de trabajo y una larga lista tareas pendientes que a más de uno nos quitan algo más que nuestro tiempo. En Klama Comunicació sabemos que el listón está muy alto, y que son muchos los emprendedores, trabajadores de una pyme o de una gran empresa que a diario deben soportar situaciones de muchísima presión. Por eso hemos preparado este pequeño listado con 10 claves para aprender a optimizar nuestro tiempo y ser más productivos:

1. Objetivos personales: Plantéatelo así: cada vez que empieza un nuevo día tienes una nueva página en blanco. Una página que depende de como la escribas la vas a a aprovechar más o menos. Por eso es muy importante que empieces por el principio: preguntándote qué es lo que quieres conseguir y fijándote unos objetivos. Ya seas un responsable de marketing digital o de cualquier otro departamento, no olvides que para ser realmente productivo estos objetivos deben ser realistas y, sobretodo, alcanzables.

2. Planifica tus tareas pendientes: Una vez ya sabes qué objetivos quieres conseguir, es muy recomendable  elaborar un listado con todas las tareas y acciones que debes hacer para conseguir estos objetivos que te has fijado. Es decir, una vez tienes el qué quieres hacer debes pensar en el cómo lo vas a hacer.

3. Prioriza las tareas según su importancia: Tan importante es hacer un listado de las tareas pendientes por hacer como aprender a priorizarlas. Debes empezar por aquellas que sean más urgentes, separando las importantes de las urgentes. Para optimizar tu tiempo te recomendamos que empieces por las más difíciles o aquellas que requieran un mayor nivel de atención y dejes las más light por la tarde, que es cuando habitualmente estamos más cansados.

agencia-emprendedores-pymes-barcelona

4. Más productividad en menos horas: Por alguna razón, en España no es más productivo el que más rinde sino el que más horas dedica. Esto es así, a nuestra sociedad le encantan las jornadas laborales interminables, cuando no siempre implican que estas sean más provechosas. ¿Cómo puede ser que España sea uno de los países con jornadas laborales más largas y a la vez, seamos de los menos productivos de Europa? Pues por que el número de horas dedicadas no es sinónimo de productividad y sin embargo, continuamos mirando mal al compañero que se levanta a su hora. Así que si quieres ser más productivo, deberás dejar de confiar en las manillas del reloj para empezar a organizar tu trabajo.

5. Límites de tiempo: Si sabes que debes dedicar tu tiempo a un número X de tareas pendientes, deberás estructurar tu jornada laboral en función de las mismas para poder dedicar una parte de tu tiempo a cada una de estas tareas. Es muy recomendable que tengas en cuenta tanto la prioridad como los recursos y el tiempo que crees que vas a dedicar a cada una de ellas, y a partir de aquí saber organizar tu jornada para poder gestionar estas tareas.

6. Saber desconectar: Es muy importante saber dejar el trabajo dentro de la oficina cada vez que termina nuestra jornada laboral y, sobretodo, saber aparcar de nuestra mente la lista de tareas pendientes hasta el día siguiente. No siempre es fácil, sobretodo cuando la carga de trabajo que soportamos es muy alta, por eso es recomendable hacer actividades completamente distintas que nos obliguen a desconectar nuestra mente: actividades al aire libre, practicar deporte, cultivar alguna de tus aficiones y sobretodo, mantenerte alejado de las redes sociales.

marketing-digitalpymes-barcelona

7. Evitar el multi-tasking: Son muchas las personas que al verse saturadas de trabajo optan por ir desarrollando las distintas tareas simultáneamente. Por si todo esto fuera poco, numerosos estudios aseguran que con la llegada de internet y las nuevas tecnologías es mucho más difícil concentrarse en una única tarea. Es importante desconectar el teléfono móvil y aprender a concentrarnos en una única tarea. No se trata de dedicar las 8h laborales a terminar una única tarea pero sí aprender a concentrar todas nuestras energías en la tarea que estamos llevando a cabo en ese mismo instante.

8. Descansos: No nos referimos a una hora de reloj tomando el café o a las excesivas pausas del cigarrillo. Pero sí que es muy recomendable fijarte pequeñas pausas ni que sean de 10 minutos entre tarea y tarea, es decir, una pequeña tregua para a que a tu cerebro le de tiempo de recuperarse. Cada persona es un mundo, por eso es muy importante que aprendas a conocerte y aprendas a detectar cuando tu cerebro se empieza a saturar para rápidamente hacer una pequeña pausa.

agencia-marketing-online-barcelona

9. Saber reaccionar: Son muchas las personas que se quedan prácticamente paralizadas ante una larga lista de tareas de trabajo o las situaciones de alta presión. Por eso es muy importante saber coger “el toro por los cuernos” y evitar los bloqueos mentales. Debemos aceptar cuáles son nuestros límites, y a partir de aquí empezar a trabajar. Sobretodo ser conscientes que no siempre se puede llegar a todos y no considerarnos unos malos trabajadores por eso.

10. Aprovecha los tiempos muertos: Hay muchos momentos de espera o de inflexión que puedes aprovechar para hacer las tareas de menos importancia. Incluso puedes aprovechar estos tiempos muertos para realizar un pequeño descanso o aprovechar para realizar aquellas tareas que no requieran mucho esfuerzo psíquico.

Esperamos que os haya servido este post. Y vosotros, ¿qué hacéis para organizar vuestra jornada laboral? ¿Creéis que en España se valora más la cantidad o la calidad de los resultados?