¿Sabes cómo generar real engagement con tus seguidores?

engagement-marketing-digital-pymes-barcelona

Cuando empezamos un negocio, una manera económica de darnos a conocer es crearnos una página en alguna red social y a través de ella conseguir seguidores. Una vez hemos conseguido seguidores, nos interesa saber el real engagement de éstos, debemos descubrir si son “seguidores de calidad”. Pero ¿qué es el Real engagement? Y, ¿cómo podemos conseguirlo?

El engagement es el compromiso de nuestros clientes con la marca, y el Real engagement es el compromiso real de éstos. Saber cuántos clientes están realmente comprometidos con la marca nos ayudará a saber cómo estamos trabajando, si debemos cambiar nuestra estrategia o seguir con ella.

¿Cómo podemos medir el Real Engagement? La medición será cuantitativa y cualitativa.

La medición cuantitativa consiste en saber el número de visitas, duración de las visitas, posicionamiento, número de enlaces etc, mientras que ña medición cuantitativa se mide por la interacción de los clientes y la influencia que éstos ejercen sobre otras personas. Cuánto comentan, si nos comparten…

Tenemos que conseguir que el cliente sienta un valor emocional hacia la marca. Debemos crear una relación cliente- marca.

Entonces ¿cómo generar Real Engagement?

1. Empezaremos por averiguar qué contenido les interesa a los usuarios y dónde debemos publicarlo.

Cada red social tiene una utilidad, por ejemplo, Facebook es un espacio de ocio, sus usuarios entran en él cuando tienen un rato libre y buscan algo con lo que entretenerse. Con la aparición de los smartphones, cada vez menos usuarios acceden a su perfil desde el ordenador y más desde su móvil o Tablet.

Por ello es importante saber qué tipo de contenido debemos publicar en cada red. Si publicamos en Facebook un artículo muy largo y denso, probablemente dicho publicación no tendrá mucho éxito, por mucho que el artículo sea de lo más interesante. En cambio si publicamos ese mismo artículo en otra red social podría convertirse en el artículo más compartido o con más “Me gusta”.

Esto sólo es un ejemplo. Es difícil descubrir cuál es el contenido adecuado para cada tipo de negocio y red social, pero con tiempo y paciencia lo conseguiremos.

engagement-marketing-digital-para-pymes-barcelona

2. Una vez sepamos qué publicar y dónde, consiguiendo así que nuestros seguidores interactúen, deberemos aprender a cuidar a dichos seguidores.

Deberemos responder a sus comentarios. Si hablan bien de nosotros o si nos felicitan, deberemos agradecérselo o expresar nuestra satisfacción; si por el contrario se quejan de nuestros servicios o expresan su descontento, deberemos disculparnos y preferiblemente contentarles con algún tipo de oferta, descuento o incluso un pequeño regalo. De esta forma no sólo estaremos conservando un cliente, sino creando un buena reputación de marca y personalizando el trato con el cliente.

 Y hasta aquí nuestras recomendaciones de hoy. Cualquier duda o comentario no dudéis en escribirnos un poco más abajo. ¡Saludos desde Barcelona!

Growth Hacking: qué es y como puede hacer crecer tu negocio

agencia-de-marketing-digital-para-pymes-en-barcelona

Growth hacking: ¿qué eres y qué has hecho con el marketing digital? Hoy en Klama Comunicació hablamos de este nueva técnica de crecimiento para las empresas más allá del dinero y las -muchas veces- altas inversiones en marketing offline y online para su crecimiento. Porque el growth hacking no sólo es una palabra que está de moda, sino una técnica con la que puedes hacer crecer tu negocio sin vaciarte los bolsillos.

Empezamos por el principio… Pero a ver, ¿qué es el growth hacking?

El growth hacking es la combinación de la analítica, la creatividad y la curiosidad para hacer crecer el número de usuarios de una empresa de forma estratégica. Más que una técnica, es una habilidad que tanto el gerente como los miembros de la empresa deberían poseer para hacerla crecer de forma exponencial.

El término growth hacking fue introducido por primera vez en uno de los posts del blog de Sean Ellis en el año 2010. Él mismo acuñó este término, definiendo el growth hacking como “aquella persona cuyo verdadero norte es el crecimiento“. Un growth hacking es disciplinado a la hora de priorizar y combinar nuevas ideas de marketing, además de ser capaz de analizar todos los resultados para comprobar qué tácticas funcionaron y cuales deben mejorarse.

Este concepto, sea definido como growth hacking o no, debe ser fundamental e incorporado en cualquier plan de marketing digital. Y es que al final, hoy en día, si no estás utilizando todos los recursos de forma estratégica, no estás aprovechando la explosiva combinación de internet y las nuevas tecnologías combinadas con el marketing tradicional. Tal vez, en un futuro, los growth hackers serán los nuevos marketeros 2.0, y tal vez esta nueva definición ayude a las empresas, emprendedores y startups a entender su importancia para cualquier organización.

Growth hacking: análisis + creatividad + tecnología:

Así pues, el growth hacking no consiste tan solo en construir viralidad sobre un producto o servicio, sino en prestar especial atención en el diseño y la construcción de un producto tan bueno como sea posible, un producto que la gente quiera comprar y sobretodo, que les produzca satisfacción haberlo adquirido para poder compartirlo.

Llegados a este punto, el análisis de la información será clave para definir el comportamiento de los potenciales consumidores, identificando las distintas fases por las que pasa desde que escucha hablar del producto hasta que ya lo ha comprado.

Así pues, el growth hacking no es más que la combinación entre marketing y tecnología, sabiendo optimizar los recursos de las redes sociales, la creación de contenido, la optimización de motores de búsqueda o la analítica web para mejorar continuamente y hacer crecer un negocio exponencialmente, en vez de invertir grandes cantidades de dinero en los medios de comunicación tradicionales.

El proceso de compra embudo de la conversión:

Es necesario que los growth hackers analicen todo el proceso por los que pasan los potenciales consumidores antes de adquirir un producto, desde el momento en que oyen hablar de nuestra empresa, pasando por las distintas conversiones del usuario cuando visita nuestra página web y finalmente cuando compra el producto o servicio.

Un growth hacker conoce muy bien todo el proceso de conversión paso a paso, para poder “enganchar” al usuario a través del producto. El primer paso es crear un mapa de comportamiento, una especie de embudo de conversiones con las distintas etapas por las que pasan los usuarios:

  1. Escucha hablar de tu empresa
  2. Entra en tu página web
  3. Se registra en la página web
  4. Compra el producto o el servicio
  5. Tienen una buena experiencia de compra
  6. Lo recomienda a amigos y familiares
  7. Repite

El ejemplo de AirBnB i Craiglist:

La conocida plataforma de alquiler de espacios y alojamientos privados (pisos, apartamentos e incluso habitaciones) es uno de los ejemplos más claros de growth hacking.

El éxito de AirBnB fue utilizar en su estrategia el éxito de Craiglist (directorio de anuncios por palabras online). De esta forma, cuando alguien anunciaba un alojamiento en AirBnB, podía publicarlo directamente en el directorio de Craiglist y así multiplicar considerablemente su alcance.

Una idea muy simple sin la cual AirBnB no hubiera dado nunca el despego, ya que gracias a ella, consiguió muchísima visibilidad, atrayendo muchísimas visitas desde Craiglist a la página web de AirBnB.

Dropbox: Tus cosas, siempre contigo:

Otra gran ejemplo de growth hacking lo podemos ver en esta plataforma de almacenamiento de espacio. Donde para el crecimiento de esta plataforma, un usuario de Dropbox puede conseguir espacio extra de forma gratuita al invitar a amigos.

Como conclusión…

Así pues, sacar partido de todas estas tácticas de growth hacking puede ayudarte a hacer crecer tu negocio, y es que se trata de una disciplina cada vez más y más solicitada en las empresas, sobretodo en aquellas empresas de nueva creación (startups).

Ya seas una pequeña, mediana o gran empresa, utilizar este tipo de tácticas de forma estratégica puede ser un factor realmente decisivo a la hora de hacer crecer tu negocio. ¿Conocías ya lo que es el growth hacking ¿Utilizas normalmente este tipo de tácticas?

No olvides comentarnos un poco más abajo si tienes alguna duda. ¡Saludos desde Barcelona!

Del marketing de contenidos al marketing social

Interaccion usuarios

La era del marketing de contenidos, tal y como la conocemos, está tocando su fin, dando paso a una nueva era: la del marketing social, donde lo verdaderamente importante será socializar e interactuar con los usuarios más que el hecho de posicionar una cuantas keywords para llegar a los primeros puestos de Google.

Y es que hasta hace poco, la dinámica era la siguiente: Escoger una temática sobre un sector determinado, escribir un post sobre ese tema y acto seguido, empezar a maquetar todo el texto con palabras clave para posicionarlo en los primeros resultados en Google.

¿Qué pasaba entonces? Que no destacaban los contenidos de mayor calidad, sino aquellos que habían sido redactados a partir de técnicas de SEO y de marketing de contenidos que prácticamente se cargaban toda la calidad del texto.

Así pues, ¿qué es lo que ha cambiado? A partir de ahora, el algoritmo de Google ya no se centrará en valorar el marketing de contenidos, sino en la capacidad de socialización y conversación de los mismos.

Lo importante no es generar contenidos, sino generar respuestas por parte de los usuarios.

Los 6 requisitos de las personas emprendedoras

Klama

Una de las primeras cosas que hay que plantearse cuando estás pensando en abrir tu propio negocio es: ¿Tengo las cualidades para ser un buen emprendedor? Y cuando hablamos de ser un buen emprendedor no nos referimos a la experiencia o a la formación de cada uno, sino en aquellos requisitos que pueden hacer que un negocio prospere.

Hoy en Klama hemos recopilado las 7 características de las personas emprendedoras. ¿Quieres saber cuáles son? Continúa leyendo:

1. Haz lo que te gusta: Más allá de las ganancias económicas o las perspectivas de futuro, lo que realmente va producirte una satisfacción personal es disfrutar de lo que haces. Si te gusta lo que haces, los resultados serán no tan sólo serán mejores, sino que sentirás que todo el esfuerzo ha merecido la pena.

2. Planifica: Prepárate porque vas a tener que hacer muchas cosas ¡en muy poco tiempo! Así que uno de los aspectos más decisivos va a ser la organización. Vas a tener que analizar situaciones, plantear objetivos, priorizar acciones y fijarte unos timmigs de actuación.

3. Constancia: Cuando decidas emprender un nuevo proyecto, mucha gente te dirá que no lo hagas. Y cuando lo hagas, verás que no es tan fácil como creías. Habrá momentos difíciles, momentos duros en los que pensarás: ¿en qué momento decidí complicarme tanto la vida? Pero si continúas hacia delante y esperas un poco… verás tus resultados. Rendirse a la primera no nos vale.

4. Pasión: Ya puedes tenerlo todo estudiado, planificado y organizado. Puede que con surte, hasta tengas una buena idea. Pero si lo que estás haciendo no es lo que más te apasiona, si no pones ilusión en todo lo que haces, ni tu idea ni siquiera es capaz de convencerte a tí mismo, difícilmente vas a conseguir que ésta vaya hacia adelante.

5. Adaptación a los cambios: Todos queremos que las cosas cambien, ¿pero cuántos de nosotros estamos dispuestos a cambiar? Es importante prestar atención a nuestro alrededor y amoldarnos a los cambios de nuestro entorno aportando nuevas soluciones que se adapten a las nuevas tendencias.

6. Pasa a la acción: El mundo necesita más personas que actúen, que se arriesguen por conseguir lo que quieren. Deja de pensar en lo que quieres hacer y sal allí a fuera ¡y consíguelo!